P6

“Práctica 6 .- Relaciones compositivas”:

La sintaxis de una imagen consiste en las reglas y principios que gobiernan la combinatoria de constituyentes simples y la formación y estructura de unidades superiores en un lenguaje natural. Describe el análisis de la composición y la imagen en términos de sintaxis y literatura universal.

Los criterios sintácticos relacionan los elementos morfológicos entre sí y en referencia al campo compositivo en el que se hallan.

Los criterios más importantes son: dirección, escala, proporción, dimensión, movimiento, equilibrio y tensión.

La dirección:

Es el desplazamiento visual provocado por la disposición de elementos en el plano. Puede ser horizontal-vertical (lo que indica estabilidad y equilibrio), diagonal (que crea tensión y movimiento) y curva (indica repetición y concentración).

En esta imagen he querido representar, mediante los elementos morfológicos línea y textura, la dirección diagonal. Esta crea movimiento haciendo que la vista recorra la imagen y sienta cómo los círculos avanzan desde la esquina inferior izquierda a la superior derecha, produciendo tensión.

 

La escala:

La escala es la relación de unos elementos con otros sobre el plano. Siempre es relativa, y que para saber si un objeto es grande o pequeño es necesario compararlo con otro.

Esta imagen sirve para ejemplificar el concepto de escala. En ella podemos apreciar la diferencia de tamaño de los dos elementos, pudiendo así decidir cual es el grande y cual es el pequeño, mientras que si estuvieran aislados no podríamos decidirlo, ya que la escala es algo siempre relativo y surge de la relación de los elementos. Para esta imagen he utilizado los elementos forma y textura.

 

La proporción:

Es la relación de escala armónica entre sus componentes. Existen diferentes modelos de proporción, cómo es la sección áurea (“lo pequeño es a lo grande como lo grande es al todo”), la serie de Fibonacci, o el modulor. Relacionado con la proporción está el cánon, que es el patrón de belleza basado en las proporciones; y los órdenes griegos (dórico, jónico, corintio) y romanos (toscano y compuesto).

La dimensión:

La dimensión es una ilusión óptica para la cual es fundamental la perspectiva.

El movimiento:

Es una ilusión óptica que depende de la relación de unos elementos con otros:

-Si hay un elemento simétrico y otro que no lo es, tenderá a moverse este último.

-La figura tiende a moverse sobre el plano.

-En dos objetos próximos, tenderá a moverse el más pequeño.

Mediante el uso de la forma sobre un plano podemos transmitir la sensación de movimiento. Las imágenes no se mueven, pero relacionando unos elementos con otros puede conseguirse una ilusión óptica que nos haga creer que se mueven. En este caso, la figura se mueve sobre el plano, y al ser un elemento simétrico y otro que no lo es, el no simétrico tiende a moverse, haciendo así que el elemento rosa destaque y produzca movimiento.

 

El equilibrio:

El ser humano tiene una necesidad innata de equilibrio físico debido a las leyes de la gravedad. Es el el factor visual más fuerte a la hora de percibir una imagen.

Los esquemas básicos de equilibrio son:

Horizontal (parte superior e inferior): es el esquema fundamental de la gravedad de los cuerpos. Por ello, pesa menos lo situado en la parte inferior.

Vertical (parte izquierda y derecha): en general pesa más una forma a la derecha que a la izquierda debido a causas fisiológicas, culturales…etc.

Además, hay ciertos factores que influyen en el equilibrio:

Situación en el plano: Una posición fuerte en el plano soporta más peso que otra en desviación. Si el centro del plano resulta pesado se compensa añadiendo otras formas en disminución hacia los bordes.

Profundidad espacial: cuanta más profundidad en una zona del plano, mayor será el peso.

Tamaño: el objeto más grande será el más pesado.

Colores: los colores claros pesan más que los oscuros.

Forma: una forma regular resulta más pesada que una amorfa.

En esta imagen se puede ver un ejemplo de equilibrio vertical-horizontal. Vemos cómo el elemento más grande está colocado en la parte inferior, ya que así pesa menos; y el pequeño en la superior, lo que produce el equilibrio. Es el esquema fundamental de la gravedad de los cuerpos. Para esta representación he utilizado los elementos morfológicos línea y forma.

 

La tensión:

La tensión está representada por lo inesperado y lo inestable, y centra la atención en el suceso compositivo.

Imponemos nuestro esquema de equilibrio a cualquier imagen para percibirla.

En la tensión hay dos factores:

Nivelación: es la armonía, el resposo, la falta de sorpresa visual y por tanto, la falta de tensión.

Aguzamiento: genera tensión, sorpresa, y focaliza la atención.

 

En esta imagen tenemos un ejemplo de tensión. No hay ningún elemento relacionado lógicamente con otro, lo cual produce sorpresa e inestabilidad, y centra la atención en el suceso compositivo. En esta composición está presenta el aguzamiento, uno de los factores de la tensión que es el que la produce. Lo contrario sería la nivelación, el reposo. Además en esta imagen tenemos como elemento morfológico principal el punto, que se puede ver en la mancha roja que está casi en el centro de la imagen, pero que tampoco tiene una posición lógica en la composición. Este punto concentra toda la tensión, pues hace que nuestra visión se dirija constantemente hacia él, provocando que los demás elementos queden en un segundo plano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s